Palabras del Dr. James M. Vreeland, Jr, en la presentación del libro Lambayeque, Algodón Nativo y Artesanía Textil.

Palabras del Dr. James M. Vreeland, Jr, en la presentación del libro Lambayeque, Algodón Nativo y Artesanía Textil, Universidad San Martin de Porres, 26 de octubre 2016

Agradezco a la autora y colega Cristina Gutierrez por la invitación de compartir con este distinguido publico ante las autoridades de la Universidad San Martin de Porres, unas palabras sobre mis experiencias acerca del algodón nativo y la artesanía textil lambayecano. Ante todo cabe destacar la encomiable decisión de la misma autora de presentar su libro primero en Lambayeque hace unos días, ante una nutrida concurrencia de maestras artesanas, homenajeadas en los textos y las imágenes en el libro.


Naturally Pigmented Cotton


Hace unos 40 años, ante la sorpresa e incomodidad de los cognoscenti del arte en Lima, fue otorgado el Premio Nacional de Cultura a un artista quien jamas haya pintado un cuadro. Me refiero, por supuesto, al retablista ayacuchano, Joaquin Lopez Antay.

Hace una quincena, similar fue la reacción entre los literati consagrados cuando se dio la noticia que el Premio Nobel de Literatura cayeria en manos de un cant-autor de baladas, quien nunca habrá escrito un libro: el trovador Robert Allen Zimmermann, AKA Bob Dylan.

Hoy, tras 5 milenia de espera, recién se da un merecido reconocimiento a miles de artesanos y artesanas del arte textil norteño. En nuestras manos obra el valioso libro, LAMBAYEQUE: ALGODÓN NATIVO Y ARTESANIA TEXTIL, pulcramente ilustrado con elocuentes imágenes del fotógrafo Luis Miranda, editado con mucho esmero por la Universidad San Martin de Porres.


Organic Cotton


Juntos con la autora, rendimos homenaje a una venerable selección de humildes hilanderas y tejedoras, procedentes de diversos caserios lambayecanos, en representación de los cientos de miles quienes vinieron antes, y en cuyas manos, voces y corazones, se da vida y continuidad a una milenaria tradición peruana.

Gran conocedora y amante del arte textil peruano, Cristina Gutiérrez nos invita no solamente a apreciar, sino también a reflexionar sobre el papel de este oficio en un contexto de un país que está agonizando por modernizarse-- sin borrar la huella de un legajo cultural ancestral. Como ella misma expresó en su anterior volumen, Del Ritual a la Moda, “el textil en el Perú es un arte tan antiguo como su civilización,” y demuestra fehacientemente que el pasado no ha muerto.

Mi papel en este largo viaje cultural ha sido muy corto y modesto, ya que fueron otros quienes abrieron el camino del estudio y reconocimiento del valor del algodón nativo. Entre los mas destacados investigadores son los naturalistas Alexander von Humbolt y Antonio Raimondi, y el etno-historiador auto-didacto, Hans Heinrich Bruning, quien recopilo y fotografio hace mas de un siglo, evidencias duraderas del arte textil muchik plasmado en el algodón nativo, ya en camino a la extincion.


Todo organico


Quizas la única contribución relevante mia en todo esto ha sido simplemente la invención del concepto ALGODÓN NATIVO. Fue en la década de los 70, viviendo yo entonces en Morrope, cuando acuñe este termino, no como un taxón botánico ni científico, sino como un referente cultural para designar a todas las amenazadas especies y ecotipos de algodón de origen prehispánico, cuyas semillas nunca circulaban entre los comerciantes ni hacendados, sino en las manos de los mismos campesinos y artesanos. Son plantas primitivas y rusticas, pero recias e hermosas, resistentes a las prolongadas sequias, las intensas y no previstas inundaciones, y las altas concentraciones de sal y boro en los suelos norteños.


Fair Trade


Pero cabe resaltar que nunca se llamaba ALGODÓN NATIVO, sino ALGODÓN DEL PAIS, DEL GENTIL, y muy erróneamente, SILVESTRE, a pesar que fue domesticado hace unos 8 mil años, según un estudio recién publicado.

Once harvested our cotton is bought from the farmers at a guaranteed price above market value. This gives farmers and their families a security that they don't have in the open market. In both the mill and factory we use in Peru, employees enjoy a higher wage than the local average expectation. Men and woman are paid the same and there is no child labour. Working hours are fair with no enforced overtime. Overtime is optional paid at 50% above the normal salary. Employees have the right to join a union, have good redundancy rights and paid maternity leave. Above all workers are respected as individuals whose skills are highly appreciated.


Native Cotton Project History


En las décadas pasadas, fue vilipendiado por ser, supuestamente, hospedero de insectos y plagas de los algodones comerciales, como son el algodón del CERRO y PIMA. Consecuentemente, los campesinos quienes lo cultivaban y las artesanas quienes lo hilaban y tejían, fueron forzados hacerlo en la clandestinidad.

En todas las comunidades estudiadas por la infatigable investigadora Cristina Gutiérrez, trascienda el espíritu y la dedicación abnegada de las artesanas, casi todas de avanzada edad.

Ellas procuran superar sus problemas económicos, achaques de salud y sus limitaciones físicas, así como la escasez y carestía de la materia prima del “algodón del país” (la artesana madura aun no ha adoptado el término “algodón nativo.”) El reto principal para ellas es la trasmisión de su oficio a la siguiente generación, secuestrada en su mayoría por la inmediatez del saber fácil y superfluo del internet.

Elocuentes son los testimonios recopilados cuidadosamente por Cristina de las tejedoras como doñas Susana Bances Zeña en La Raya, Petronila Brenis Farfan en Ferreñafe, Basilia Galán en la caleta San José, Rosita Farroñan en Huaca de Barro, Yolanda Llontop en Monsefu, y Dante Julián Bravo Calderón en Túcume.

Sus relatos espontáneos y sinceros son las voces de coraje, fidelidad, pasión y amor por un oficio ancestral: el arte de hilar y tejer con el algodón nativo lambayecano.