Tendencias ecoamigables: Cuando la moda se viste de verde

El sector busca promover su propuesta amigable con la naturaleza. Prendas de este tipo incrementan su demanda.

Cada vez aumenta más el interés del consumidor sobre los temas ecoamigables. Estas tendencias también han ingresado al mundo de la moda, no solo reforzando el ADN de una marca, sino siendo partícipes de todo el proceso.

Primero, lo importante es entender lo que es moda ecoamigable y sostenible. Según Alexandra Jiménez, docente de la Carrera Corta de Moda de Toulouse Lautrec, la moda sostenible o ecoamigable es parte de la tendencia más amplia del diseño sostenible, donde se crea un producto elaborado considerando el impacto ambiental y social que puede tener en todo su ciclo de vida, incluyendo su “huella de carbono”.

Agrega que “de acuerdo con la publicación de mayo del 2007 de la revista Vogue, la moda sostenible no apareció para ser una tendencia a corto plazo, podría durar varias temporadas”.

Por su parte, el gerente general de Andean, Gonzalo Vivanco, señala que “moda sostenible” se refiere a prendas que durante su ciclo de vida han considerado procesos que velan por el medio ambiente, como utilización racional (en cantidad y calidad)de productos auxiliares para su elaboración, baja generación de contaminantes y empleo de materiales que faciliten su reciclado.

El ejecutivo agrega que esta tendencia vela también por un comercio justo, que no incluya prácticas desleales y que intente llegar a una mejor distribución de los recursos que se generen.

Vivanco explica que, por ejemplo, desperdicios en procesos de hilatura, tejido, corte, etcétera, que están compuestos por fibras de alta calidad, las mismas que correctamente tratadas, reprocesadas y acompañadas de un lindo diseño, continúan dando vida a productos que dan grandes prestaciones funcionales y emocionales al usuario y que se convierten en una alternativa amigable con el ambiente y una buena opción para el sector.

Aunque se tiene una concepción negativa de lo que es reciclaje, esta es otra tendencia importante en el guardarropa, de muchos famosos amantes de la naturaleza.

Según Jiménez, el reciclaje no debe ser visto de manera negativa. Cuando se refiere a reciclaje creativo, hace énfasis en el uso adecuado de las prendas que permite un ahorro también para el consumidor.

“El reciclaje permite ahorrar una gran cantidad recursos naturales. Un dato para recordar: un solo pantalón vaquero necesita cerca de 3000 litros de agua para su producción”, sostiene la creativa.

Precios. Josemanuel Dellepiane, brand manager de Timberland, sostiene que los precios de este tipo de prendas no suelen ser tan accesibles porque los costos de procesar materia ya utilizada no son económicos, y porque existe un costo que debe de asumir el cliente y la marca.

Upcycling. Es otra forma de crear moda sostenible. Se basa en la idea de confeccionar una prenda a partir de otra ya existente, usar restos de prendas, residuos y otros materiales en desuso para crear un producto bonito y de mayor valor que pueda usarse de nuevo. Como, por ejemplo, hacer ropa con patchwork.

Modificarlas. Algunas prendas han de reponerse y en función de cómo seamos, de nuestro estilo de vida, podemos aplicar el arreglo de las mismas, esto puede considerarse un gesto ecoamigable.